3 oct. 2011

Poco a poco

El culete suele ser una zona tabú para ellos. Restringida, prohibida, limitada, inaccesible, inalcanzable, insondable y, sobre todo, impenetrable...


¿Será por eso que nos atrae tanto? ¿Es lo más prohibido a la vez lo más excitante? ¿Será que (como en el deporte) el que más la mete siempre gana? ¿Será puro vicio? ¿Será que siempre buscamos meter el dedo "en la llaga"? (que fantásticas metáforas nos brinda el refranero)


 Que más dará, al final poco a poco, ellos acaban sucumbiendo a nuestros deseos.

 Y es que de eso se trata.

5 comentarios:

  1. Qué belleza... qué emoción... es una práctica que me fascina. Algún día tendré a mi lado a una mujer con ganas de dominarme así. Os animo a practicarlo. No creo que os arrepintáis. Al contrario, ambos lo vais a disfrutar mucho.

    ResponderEliminar
  2. Por mi experiencia, al hombre es cierto que al principio es tabu tocar el ano del hombre, pero una vez que vas conociendo el placer que puede darte y la humillación de sentirte follado, pasa a ser algo que desearia que mi Ama me hiciera más a menudo

    ResponderEliminar
  3. Es muy tabú y humillante para nosotros. Pero, almenos conmigo es así, si la AMA desea entrar has de permitírselo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Visteis el regalito que os dejamos en el blog?

    ResponderEliminar
  5. una práctica buena, bonita y barata.

    ResponderEliminar