23 nov. 2011

Elecciones

La verdad que la situación social actual no es la más halagüeña. Quien manda sólo se acuerda del pueblo llano en las elecciones. El resto del tiempo sólo desea que 'curre' y que no moleste mucho, mientras los de arriba están cómodos, sin dar un palo al agua y gastando sólo en sus intereses.

Ya que en la "vida social" esta situación nos putea, ¿por qué no aplicarla en otras situaciones cuyo fin sea más placentero?



En este caso sólo había una candidata, y yo he tenido desde hace mucho muy claro mi voto. Y es que "la campaña" sólo logró afianzar aun más mi "ideología".
Al final, el escrutinio es claro. 100% de los votos y por tanto, mayoría absoluta.
Ya saben que con mayoría absoluta se hace lo que se quiere y sin tener que contar con nadie...
Uhmm, en este caso seguro que no os desagrada tanto...

15 nov. 2011

A palo seco

El objetivo de mi campaña electoral personal ha sido sencillo e irremediablemente discreto, oculto, tenaz. Entre juegos y diversiones el despropósito de la misión se ha ido alzando como la voz en un mitin cualquiera.
Debo decir primero que la precampaña consistió en un anuncio formal de que podía olvidarse del significado de la palabra felación hasta nuevo aviso.
Así, con objeto de ridiculizar definitivamente su orgasmo frente a los míos, abandoné todo esfuerzo por ayudarle en alcanzarlos. Salvo que me apetezca follarle (caso en que por natural disposición humana me resulta imposible, y no por ello pienso privarme de tales caprichos) todo el placer que he de darle será simplemente una consecuencia deseada del mío propio. De esta forma, tendrá que conformarse y  arreglárselas el solito (cuando tenga mi permiso como siempre)
Uno de los puntos claves de este programa electoral es que J. acaba de enterarse... al mismo tiempo que vosotros.
¿Se me juntarán la campaña electoral con la de navidad? A este paso mi chico quizas tenga que esperar al 2012 para recibir toda la "ayuda" que le gustaría


14 nov. 2011

Fetiches

Uno de mis mayores fetiches ocultos son unas piernas envueltas en medias gruesas.
A mucha gente le resultan poco eróticas pero, a mi, no sé por qué, me encantan.



Tengo que regalarle algunas a mi reina.

12 nov. 2011

CFNM. ¿Seguro?

El CFNM es un tema común en los blogs de femdom. Rara vez se cita el caso opuesto, el cual también puede tener cierto toque de dominación femenina.
¿Me he vuelto loco?
Imaginense una pareja poco acostumbrada al exhibicionismo, que consideran el nudismo como un tema tabú. Ella, un día, te dice que comienza a hacer topless, y poco después que le apetece ir a una playa a hacer nudismo.

Esos pechos, esa figura, que hasta entonces sólo contemplabas tú pasan a estar a la vista de todos. Ella, se pasea libremente por delante de todo tipo de curiosos que le comen desde la distancia con la mirada.
A ella, le encanta y se insinua.

¿Y qué haces tú? Pues sin saber muy bien por qué, al agua a disimular la erección.




10 nov. 2011

El fin de semana pasado...

...desperté a mi Ama llevándole el desayuno a la cama totalmente desnudo. Esperé junto a sus pies mientras desayunaba para después de terminar llevarla al cielo con mi lengua.
La vestí y la desvesti todo el fin de semana, también antes y después de sus duchas, donde esperaba hasta que terminara pacientemente para secarla. Tras la ducha, con mis manos hidrataba con crema todo su cuerpo.
Masajes en los pies tampoco faltaron, ni veneración postrándome de rodillas. En un fin de semana de frio y lluvia, mantener sus pies calientes fue cuestión primordial.



Por la noche, una cena romántica con buen queso, jamón y vino blanco, todo para ella.




Un fin de semana donde ella se sintió como la reina que es.
Lo único que deseo, es que a partir de ahora me exija ser su entregado sirviente más a menudo. :)

8 nov. 2011

Perfume de rosas.

(Tenía pendiente la otra mitad del juego de las 5 palabras ¿Recordáis?)
--------------------------
El ambiente era cálido y agradable, debía de estar puesta la calefacción a tope. Las luces estaban bajas y en el aire destacaba el suave perfume de las rosas. La mesa estaba preparada para una cena romántica, y de la cocina se escapó el tintineo que provocaba su enamorado de esa noche, imaginó que cocinaba. No imaginaba que se habría tomado tantas molestias cuando la solicitó, y saboreó la dulce ironía del momento. Tomó una de las rosas, mientras esperaba la desgranó, pétalo a pétalo. Todo aquel despliegue de seducción seguramente habría dejado sin habla a muchas mujeres.

A su espalda hizo su aparición su cliente. Era elegante y distinguido, tanto como aquella casa. Muy distinto del típico gañán que solía recibirla en bata o en calzoncillos, y que no despertaba en ella más que un profundo desprecio y la decepción del tiempo perdido. Fue una buena decisión dejar de anunciarse en televisión y salir a la calle.

-Desnúdate. Y luego cenaremos.

La orden fue seca, concisa, la tomó por sorpresa. Él tenía que estar más cerca. Pero enseguida desconectó, a pesar de todo ya sabía qué quería él ahora, el sexo,  los billetes y... Sin pensar más en ello se deshizo de su falda y su camisa, pero se dejó puestas sus botas de estampado de leopardo y su ropa interior.


-¿Qué te ocurre? Dije que te desnudaras, maldita zorra ignorante.

Aquello acabó con la farsa, sintió su rostro ruborizado por la tensión y la furia acabó por arrastrarla como un mar embravecido. Llevaba tres años esperando aquel momento, y por fin, su aire cándido de prostituta barata, dio paso a una eficacia y la serenidad como de asesina a sueldo. Con precisión se acercó a él y lo desarmó de una patada en la entrepierna. Lo ató de pies y manos con tanta fuerza que se rompió una uña.  Con satisfacción vio miedo en sus ojos.

-¿Qué te ocurre?¿Ya te acuerdas de mi?  Jodido y asqueroso violador... ahora mismo vas a probar de tu propia medicina...

Al día siguiente, una mujer hacía una extraña llamada al servicio de urgencias, decía que había vuelto de vacaciones y encontrado a su marido "Desnudo y atado por todo el cuerpo, colgado del techo, con pinzas en los pezones y en el pene, marcas de latigazos y..."

Algunas cosas más. 

7 nov. 2011

Juegos V. Culo.

¿Podríamos hacer un 'finde temático' basado en su divino trasero? Pues también.

Cuando alguien es estremadamente adulón, rastrero o servil se dice que es un lameculos, pero ya pasar del sentido simbólico a ser un lameculos literal es llegar al extremo. Por tanto, ser lameculos de verdad es ser servil en su estado máximo, y es ahí donde está escondido el morbo.

En este caso, estar en todo momento lo más cerca de su trasero sería la cuestión principal. Eso sí, en este caso los posibles juegos a realizar dependen mucho más de los fetiches y los escrupulos de cada uno.

En este caso, más que nunca, no olvidéis que el higiene es lo principal.

6 nov. 2011

Juegos IV. Pies

Eso de realizar listas con tareas está muy bien, pero también requieren que Ella realice un esfuerzo que no tiene porqué apetecerle siempre.
Una alternativa para simplificarlo puede ser lo que he llamado 'findes temáticos'.
En ese determinado fin de semana todo ha de girar en torno a un tema, por ejemplo: sus pies.

La norma principal será que por defecto el esclavo tenga que estar a los pies de su Ama.
Cuando estéis en la tele: junto a sus pies. Cuando ella esté leyendo: junto a sus pies. ¿Al dormir? También. Buscar una posición donde puedas dormir al lado de los pies de tu señora. Una posición posible es en forma de 'V'. Puestos al contrario, pero obviamente con tus pies lo más lejos posibles de su cara. Posiblemente recibas alguna pequeña patadita mientras ella duerme (o se hace la dormida), pero bueno... minucias.



Comer directamente de sus pies es otra opción que podrá ordenar. Aunque quizás sea una de esas cosas que exciten más al sumiso que a la dómina.

A todo esto se le puede añadir una buena sesión de masajes en los pies, una perfecta pedicura, y por supuesto, los calzados y descalzados correspondientes.
Ya que estamos en el papel, posiblemente sería aceptable limpiar sus zapatos y darles un poquito de brillo, o quizás ir a comprarle esos tan bonitos que lleva tiempo deseando tener...

4 nov. 2011

Juegos III

Quizás llegue un momento en el cual Ella no desee que estemos todo el día ahí debajo dale que dale. Quizás le apetezca que seas un poco eficiente.
En este caso, después de un finde de cuidados especiales te puede pedir que la lleves al orgasmo en menos de X minutos. Tendrá que ser un sprint final donde tengas que dar lo mejor de ti mismo.
Al sumiso se le puede dar algún aliciente de más, como que el tiempo que le sobre sea el único intervalo donde podrá correrse él. Si no lo consigue habrá pasado su oportunidad. Y si ya no consigue que su Ama llegue al clímax... pues seguirá hasta que lo consiga. Eso sí, en función del tiempo que tarde tendrá más o menos castigo.
¿Por cada minuto de más, euros en regalos? ¿horas de 24/7?

Os invito a que expongan sus propuestas, y de camino que expliquen también otros posibles juegos para pasar buenos ratos!

3 nov. 2011

Juegos II

Otra alternativa puede ser que tu chica tenga para ese fin de semana una lista de actividades que tendrás que cumplir para satisfacerla. Sexo, masajes, caricias, pedicura, labores del hogar, etc, etc.
Y, al igual que en el caso anterior, hasta que no se cumplan un número mínimo (o todas), el sumiso no recibirá más placer que el gran placer de servir a su Ama.
De nuevo, una pajilla por un finde completo de dedicación puede ayudar a aclarar quién manda y quien no. ;)

2 nov. 2011

Juegos I

Aquí va una idea de juego, orientada más a parejas que no se ven a diario, aunque válida para todos. En este caso suponemos que la pareja sólo se ve los fines de semana.

El primer fin de semana, para ir estimando, se cronometra el tiempo que el sumiso le realiza sexo oral a su ama. A partir de aquí hay muchas alternativas, tantas como la imaginación de cada pareja.
El ama puede exigir a su esclavo que en los siguientes 4, 8 o 10 fines de semana ese tiempo vaya in crescendo. Cada finde más tiempo dedicado al placer de su ama.

La dómina, además, si quiere ser un poco exigente puede fijar como regla que hasta que no se llegue al tiempo mínimo el sumiso no tendrá orgasmo. De este modo, y debido a la excitación acumulada del sumiso, se puede dar que por ejemplo, una hora y media de sexo oral equivalgan a una masturbación de un minuto. Suficiente para que el esclavo llegue al orgasmo y para que quede palpable las diferencias entre el placer de uno y del otro.

Una desigualdad exquisita.