22 ago. 2011

Financial Power

Hay fantasías que no aparecen hasta que encuentras a la pareja adecuada, y en realidad casi mejor no tenerlas hasta entonces.

Una vez la has encontrado y puedes darle rienda suelta, aún así mejor andar con cuidado. Un paso en falso o tirarse de cabeza a alguna de estas prácticas puede no salir como esperabas; puede hacer mucho daño o que incluso al intentar volver a atrás las cosas ya no sean como antes. 24/7, cuernos, bisexualidad o dominación financiera son ejemplos de prácticas donde si hay una mínima duda mejor esperar un poco y tomárselo con calma para dejarlo para más adelante.

Una de las ideas que me aceleran es la de la dominación financiera, o dicho de otro modo, que ella disponga totalmente y a su antojo de tu dinero. Sinceramente no tengo una idea clara de cómo se podría llevar a cabo en el "mundo real" y hasta que nivel, pero no puedo negar que es algo me da morbo.


De momento, casi que ese morbo se sacia con pequeños jueguitos o apuestas, donde si pierdo tengo que invitarla a algo, o directamente días en los que salimos a comer por ahí y soy yo el que tiene que abrir la cartera. Pero es cierto que se nos han ocurrido en todo este tiempo algunas ideas que podrán (o no) ser llevadas a cabo en algún momento del futuro.

Para empezar, teníamos pensado crear una cuenta común donde ir aportando en pequeñas cantidades para tener algo de fondo para algún capricho común, algún viaje, etc. Un primer paso podría ser que la aportación no sea totalmente equitativa, y que ese porcentaje vaya diferenciándose cada vez más.

Otra cuestión podría ser, por ejemplo, fijar un día de compras cada X meses, donde ella eligiera unos zapatos que yo tendría que pagar. Según fuera pasando el tiempo ella iría aprovechandose más de esta cuestión sacándole cada vez más jugo.

Otro posible paso, cuando deje la vida de estudiante, sería el de traspasar un porcentaje de los ingresos mensuales a su cuenta. Porcentaje que iría destinado básicamente a sus caprichos. Como no, esa cantidad podría aumentar hasta que directamente las pagas fueran directamente a su cuenta. Para, en último término, debido a su inutilidad cerrar todo lo que estuviera a mi nombre.

Ains... hay tanto con lo que jugar...

3 comentarios:

  1. eso tambien lo he llegué a pensar yo. Y si, hay que ir con cuidado.

    ResponderEliminar
  2. Sí que hay que ir con cuidado, pero creo que vosotros lo estais haciendo bien, poco a poco, probando, para ir viendo como os afecta, para ver y solucionar posibles problemas que surjan. Me gustaría saber más de como os va en este tema en el futuro, si no os importa compartirlo. Gracias. Bonito blog.

    ResponderEliminar
  3. He vivido ese 24/7 del que hablas...la complicidad debe ser tan extrema como la entrega y el amor mutuo. Un juego peligroso? más que eso. Mucho más.
    Solo dos pueden llegar a sentirlo, y como bien dices, esperar siempre es la base, la persona adecuada está, ahí, en algún sitio. El dia que la encuentras, la vida cambia.
    Tus sensaciones son tan intensas que me dá temblor, más que excitación, admiración.
    Mi abrazo con vosotros

    ResponderEliminar