27 ene. 2012

No me gustan los hombres con faldas. (I)

Nunca digas "de este agua no beberé", ni "este cura no es mi padre" dice el refrán, y es uno de mis favoritos por simpático y práctico. Sin embargo cada uno sabe donde le aprieta el zapato y sí os puedo hablar de un juego que no saldrá de mis manos.

Quizá por mi categórica heterosexualidad, de la cual no me quedan dudas tras ciertos decepcionantes  roces adolescentes, no hay imagen para mí más desprovista de erotismo que la siguiente. 


Aunque a Fred se le perdona cualquier cosa. 

Es algo ampliable tanto dentro como fuera de estas paredes, no se ya ni cuantas son las veces que me han mirado con caras extrañas por decir que no me gustaba absolutamente nada aquel actor/modelo con carita de niña y cejas depiladas de la pantalla. 


Así que si esperábamos impacientes el día en que J. narrara el modo en que se sometió a  ponerse mi ropa interior, ya podemos entretenernos en otros menesteres. Y como veo que puedo entretenerme argumentando mi perspectiva del tema, vamos a dejarlo mejor para mañana...



2 comentarios:

  1. A mí personalmente eso de que el sumiso se vista de mujer no me exita nada, lo reconozco. Es como lo del strapon, que no me llama nada...

    Para gustos colores.

    Un saludo Ama y sumiso!! Que paséis un buen finde.

    ResponderEliminar
  2. Sirviente, creo que tenemos unos gustos con bastantes cosas en común jeje.
    Un saludo!

    ResponderEliminar