23 jun. 2012

El juego de las alarmas


Un juego entretenido puede ser el de colocar en el móvil del sumiso (o en el suyo) una serie de alarmas.
El sumiso no sabrá a qué hora sonará cada una, sólo lo que debe hacer cuando suenen.

Un ejemplo: Durante la noche, cada dos horas al sumiso le sonará una alarma. En la primera y la segunda deberá proporcionarle sexo oral a su ama, en la tercera deberá llevarle un vaso de agua, en la cuarta sexo oral de nuevo y la última prepararle el desayuno y llevárselo a la cama.

Aunque bueno... ya que hemos llegado  a la hora del desayuno... ¿por qué no continuar el resto del día? ;)


Haciendo click en la etiqueta 'juegos', podéis encontrar más juegos que hemos ido comentando por aquí.
¡Que aproveche!

1 comentario: