31 mar. 2011

A sus pies

Escrito hace un mes, inspirado en una entrada en el blog de ‘clandestinada’ por esas fechas. Espero que no se moleste por el primer párrafo. ;)

Hay mucho que lamer, que besar, que oler, que ansiar, por delante y por detrás, pero conviene recordar lo que se encuentra más abajo de sus tobillos, donde se sustenta su maravilloso cuerpo. Allí… besos calientes, dedo a dedo, poro a poro... Allí, abajo, se siente el verdadero placer de este juego, cada minuto más real: El placer de entregarse en cuerpo y alma a la amada.

Ahí es donde la charlatanería de la fantasía se convierte en demostración física y explícita. Convertir esa fantasía en el hecho de reconocer que no hay más placer que su placer ni más caprichos que sus caprichos. Ignorar tu cuerpo y tratar desesperadamente de adivinar sus movimientos para estar juntos a ellos… porque no hay vida más que la suya.

No lo haces por morbo, tampoco por fetichismo, es simplemente por el hecho de recordarle a tu ser idolatrado que te entregas a ella, que estás ahí para lo que desee. Porque para que el placer sea completo deseas hacerle sentir que eso que se mueve siempre por debajo de sus hombros está a su servicio, es de su propiedad. Caricia a caricia, beso a beso, quieres decir…

“Aquí estoy y a ti me entrego”.

2 comentarios:

  1. Me gusta lo que estoy leyendo. Me recordáis muchísimo a la pereja de este blog:

    http://frauendienst.blogspot.com/

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  2. Blog interesante la verdad, lástima que ya no siga en activo...
    Ando preparando una entrada sobre diferencias que puede tener este blog con otros, para aclarar alguna cosita. Con frauendienst hay una bastante importante... Ya diremos cual. :)

    Gracias por tus comentarios!

    ResponderEliminar