8 jun. 2011

Radical

Pues sí. Lo admito. Puede que tenga relación con el post de 'ficticio vs real' pero es que hoy me apetece.

Hoy me apetece que mi Ama me trate como a una perra. Ser su zorra y su puta y que me humille lo máximo que pueda. Me apetece que hoy mi ama suelte la lengua y vaya un paso más allá. Que me diga cosas que estén cerca de esa delgada línea que separa el placer del dolor. Que incluso, deseando todo lo anterior sea capaz de soltar una frase que pueda descolocarme y que dispare aun más mi libido como gaseosa.

Me apetece que tenga ganas de jugar con la retórica y que al menos aparente tener una manera de pensar más radical, que de una manera elocuente me argumente por qué ella es superior y debe ser adorada, y por qué yo debo centrarme sólo en ella. Que me diga rotundamente que su mundo debe estar regido por ella, y el mundo en general por ellas.

Y es que por otro lado, esas frases duras, crueles y malsonantes, que son como un fino punzón que se clavan en las entrañas, tienen su punto de morbo y a veces se convierten en placer. Que por ejemplo, me diga que soy un imbécil si pienso que no me va a poner los cuernos cuando le apetezca.


Puede dar un poco de miedo pensar que estas tentaciones iniciales pueden ser parecidas a las que tuvieron en sus inicios sumisos que hoy en día son, cuando menos, unos cornudos declarados, pero es lo más sincero que puedo escribir aquí hoy, porque en definitiva, esta noche, me apetece que mi Ama preciosa, siempre tan prudente, sensata, cauta y moderada se comporte como una verdadera 'hija de puta'.

3 comentarios:

  1. Como te entiendo Sumiso J. Comparto plenamente tus ideas. Se empieza a ser sumiso con unos límites, pero esos límites, pasado un tiempo, uno ya va teniendo el nivel de sumisión que permiten ir supeándolos y avanzar, ser capaza de ser más sumiso de lo que uno inicialmente creía, y esto, claro, con la inestimable ayuda del Ama.

    ResponderEliminar
  2. Bonita y sincera reflexión; ojala se cumpla todo lo que pides y lo disfrutes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes...las barreras mentales están atornilladas con prejuicios.. libérate...liberaos

    ResponderEliminar