7 sept. 2011

Señoritas finas y delicadas

Las leyendas urbanas dicen que a las mujeres no les gusta el porno, ni buscar sexo en internet, que no hablan del tema, y que esperan que sea el hombre el que se "lance" y en un desfase de pasión les arranque la ropa y las arrastre a la cama (una fantasía de muchas, sin duda, y más si él es un Josh Holloway) Al menos eso dicen, y es curioso porque  estoy convencida de que mis amigas y yo hablamos y bromeamos de sexo mucho más de lo que comenta Sumiso J. con los suyos.

Claro que las chicas con esta inspiración dominante en la cama son mas lanzadas y claro, es  lo normal... Pero curiosamente de entre ellas y cuando ha salido el tema, (así muy por encima y medio de broma, que yo creo que fliparían en colores si supieran de la existencia de este blog) sólo yo he confesado que prefiero mandar a que me manden...  Así que no será cosa de amas...

Y es que por alguna razón, por mucho que salgan mujeres y mujeres enseñando los pechos en televisión, cine, publicidad, revistas... seguimos teniendo fama de santitas y remilgadas (aunque las haya con fama de todo lo contrario, pero esos son casos particulares) y ellos de ser grandes folladores sin control. Aunque poco a poco va cayendo el mito y aparece una nueva imagen de chica desnhinibida, lanzada y que sabe lo que quiere, que a mí ya me va gustando más.


Hablando de porno debo añadir algo: mientras todos los vídeos  pornográficos se basen en enseñar tetas y culos de chica, mujeres gimiendo con la boca abierta, o haciendo mamadas de 15 minutos y siendo penetradas sin ningún cuidado y en posturas que deben ser sinceramente dolorosas para ellas; mientras que a ellos sólo se les ve así por encima y de pasada (y porque no les queda más remedio a los cámaras) Nosotras seguiremos buscando otras alternativas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario