7 abr. 2011

Nuestra historia... (I)

Poco a poco iremos contando cómo fueron nuestros comienzos y cómo hemos llegado hasta aquí.

1. Prolegómenos:

Recuerdo las primera conversaciones sobre el tema... hace no mucho más de año y medio.
- Sí, la verdad que soy más de que la chica lleve las riendas en la cama.
- Vaya, pues a mí también me llama eso de ser más activa.

A partir de estas conversaciones, empezamos a tontear con algunas cortas, débiles y aisladas "sesiones", donde casi lo más importante era aclarar que todo eso era un juego que comenzaba cuando se abría la puerta de la habitación y acababa al salir de la habitación, al volverla a abrir.



Pero la crudeza de la relación a distancia hacía mella... Nos amábamos, nos deseábamos, y el hecho de querer sentir en su máximo exponente al otro, la necesidad de entregarse, de adorar, de sentir que todo seguía igual, potenciaba que de vez en cuando saliera a flote este tema con el que fantasear deliciosamente en largas noches de chat.

De esas largas noches se generaron los primeros relatos, que aunque algunos no eran de femdom, otros si representaban claramente la sed de sexo salvaje con un claro componente de dominación... Y cada vez, el femdom iba estando más presente en nuestras fantasías.

Continuará...

1 comentario:

  1. Deseo de entrega, sexo sin límites, amores diferentes y extensos...camino tortuoso, pero el correcto.
    Enhorabuena a los dos, ambos....os entregais y os perteneceis.
    Es un placer descubrir que el mundo gira.

    ResponderEliminar